¡¡FELIZ AÑO!!

«¿Cómo que feliz año?, pero ¿te has vuelto loca? Te has intoxicado con una ostra y estás delirando? ¿o es que te han regalado UN PAAAALOOO y ya sólo dices tonterías? Que estamos en SEPTIEMBRE!!» Pues a eso me refiero, corazones;

anuncio-limon&nada-un-palo

Volver a empezar, la vuelta al cole, EL PALO, el cambio de vestuario, el dejar las camisetas flúor en el fondo del armario para dar paso al tartán estampado escocés (que parece que va a estar tan de moda este invierno), a dejar de saborear un gin tonic de pepino con aroma a pétalos de rosa mientras admiramos la puesta de sol, para pasar a degustar el aguachirri café con leche de la ofi mientras contemplamos la camisa lila de Jacinto, compañero de mesa… Esas cosinas típicas de la vida real, vaya.

Porque sí, amiguis, septiembre ha vuelto y hasta las agendas más molonas dicen que es ahora cuando todo empieza. Después, en enero, volveremos a celebrar el año nuevo, porque ya sabemos que a nosotros nos gusta una fiesta, pero ya os digo yo que en realidad, el año empieza aquí y ahora, y mi consejo es que para superar la famosa depresión post vacacional, nos tomemos doce cervezas uvas, desempolvemos nuestras enaguas y salgamos a dar la bienvenida al nuevo año.

De hecho yo ya me despido que me esperan en el bar, pero como es de bien nacido ser agradecido, no me voy sin antes dar las gracias a este mes de agosto y a estas merecidas vacaciones. Gracias por venir, habéis sido un público maravilloso.

Fresh-Water-Pool-Summer

VACACIONES.

Tengo el mes de agosto muy liado, os cuento:

Voy a bailar como si no hubiera mañana (de hecho, ya estoy bailando).
Voy a comer mucho de ésto.
    Y de ésto (que para eso soy galleguiña, carallo).
     Me vuelvo to’loca solo de imaginarme mi dieta vacacional.

***((((NOTA AL MARGEN EN EL MEDIO DEL POST: no os engañéis, las vacaciones son una excusa para comer))))***

   Voy a ir a ver a las orquestas de los pueblos #FAN
Voy a hacer la fotosíntesis.
Voy a ir a un sitio (no os digo a dónde que sino vais a venir a buscarme para que os firme autógrafos y al final me dais las vacaciones).
Y voy a dejar descansar a mi máquina escribidora, que también se lo merece.

Así que, queridos cuatro amigos lectores de este transitado blog,  ECHADME DE MENOS.

Nos vemos en septiembre con nuevas semillas que sembrar.