LA CARRIE BRADSHAW DE LAS RUNNERS.

Esta vez vengo para compartiros un artículo que he escrito para la revista CORREDOR\. Me hace especial ilusión porque esta revista me la compro compraba en el aeropuerto todos los meses para leerla en el avión camino de Madrid, costumbre que espero poder retomar más pronto que tarde. Cuando me invitaron a formar parte de su equipo de ‘Corredoras Anónimas’ y contar mi experiencia con el running en su revista, no dudé en decir SÍ QUIERO.

Pinchad aquí si os apetece leerlo 🙂

Todo los números de CORREDOR están disponibles en MOTORPRESS IBÉRICA STORE | soycorredor.es

CONSULTORIO DE PALO #3: YO ESTOY GUAPA EN CASA.

“Hola Influencer de Palo, qué mona estás siempre!! yo al principio lo intentaba pero ya no sé que ponerme para estar en casa tantos días.podrías darme algún consejo???? Gracias por hacer que la cuarentena sea mas llevadera, me rio mucho con tus videos!!! y me encantan las recetas!!!!”

Couple of two

Querida fan:

Para empezar, las gracias te las doy yo a ti porque tu mensaje me ha hecho recordar que tengo un Consultorio de Palo; un medio que me parece el más adecuado para responder a tu consulta, así que, REACTIVAMOS CONSULTORIO DE PALO:

Aunque ya empiezan a abrir la mano, parece que todavía nos queda casa para rato, así que voy a decir algo que puede sonar un poco impopular para algunos: en lo que a imagen se refiere, en casa hay que mantener unos mínimos. No solo por respeto y amor a las personas los seres con los que convives (tu gato, Alexa o las orquídeas secas que te regaló tu novio en San Valentín tu madre en 2011), sino también para sentirte guapa mientras ves el culebrón de Merlos Place o mientras haces pan.

Navegando por las redes he visto unas cosas muy monas que sirven tanto para estar bella y cómoda en casa, como para salir a dar el paseo de las 20:00 y continuar estando guapa, lo cuál es muy importante, porque en ese paseo te vas a encontrar con MUCHA GENTE IRRESPONSABLEQUENOMANTIENELADISTANCIAMIRA QUÉ COSAS:

Para leer un ratito en mi terraza ventana y que me dé el sol, me quedo con este clásico look de Zara que seguro que tanto tú, como el resto de mis fanes, tenéis en el armario (para que luego no digáis que ya empiezo el post fomentando al consumismo):

Imagen 1 de JEANS ZW PREMIUM 80S MADISON BLUE de Zara

Pero si eres como yo y lo que no tienes es vergüenza, el color de este bikini de Robin Collection me encanta y a tus vecinos seguro que también (ojo, para el paseo de las 20:00 te recomiendo que te tapes… un poco):

Que no te vuelvan a decir que la mona aunque se vista de seda, mona se queda… Mira que mono más mono, de Woman Secret:

Para camisetas y sudaderas de tacto suave y pantalones de florecitas: me quedo con OYSHO

No sé si tienes amigos, novio, novia o novie, pero para una cita (virtual), nada como un vestido de flores y una cerveza en cada mano, me gusta este de Zara:

VESTIDO ESTAMPADO FLORES

Entre el directo de Pilates de las 10:00 y el directo de Total Body de las 13:00, me pondría esta sudadera de Champion:

Y para calentar botes de conservas y sobres de verduras congeladas, ponerlas cuquis en una fuente y dártelas de cocinillas de Palo, me gusta esta camiseta de Brownie:

CAMISETA MAGIQUE FLOCADO M/CORTA

Espero haberte ayudado en tu dilema estilístico casero. Huelga decir que la higiene personal es imprescindible, pero creo que ese no es el tema a tratar, así que diría que con esto ya estaría.

Recordad que si queréis que os ayude a solucionar algún problema de la vida moderna como qué peinados haceros en verano o Pedro Sánchez, solo tenéis que escribirme a mis redes sociales que las tenéis por ahí puestas.

Besis!

HE HECHO LA COBRA.

Después de 50 días confinados, a los runners (y no tan runners), nos han dado el alta para salir a correr. He dudado mucho si salir o esperar, pero ayer algo en mi interior hizo que volviese a ser una niña de siete años en la noche de Reyes. Me he despertado cada dos horas, nerviosa, contenta (y soñando que no me podía tocar la cara). Así que a las 7:30, cuando abrí los ojos he pensado: ‘voy a por mi merecido regalo‘.

Me he emocionado al ponerme mi ropa, calzarme mis zapas y salir a la calle. Al llegar al Paseo Marítimo se me pusieron los pelos de punta al ver el mar, un pasito, otro pasito ¡estoy corriendo! Al principio había gente, pero se podían mantener perfectamente las distancias. Esto lo digo porque sé que si el finde pasado les tocó a los niños padres, este finde nos toca a los runners: los medios nos van a regañar. Es verdad que a partir de las 8:30 había zonas que parecían El Corte Inglés el primer día de rebajas. Yo crucé a la acera fea desde la que no se ve el mar y que estaba vacía y decidí volver a casa. Me he quitado el mono y ahora estoy con la misma sensación que después de terminar una carrera (tengo sueño, pero la cabeza me va a mil). Desde mi punto de vista, la gente en general se apartaba y guardaba distancias. Excepto un chico que me adelantó y se puso tan cerca que la que se tuvo que apartar fui yo. Llevaba dos meses sin hacer una cobra, me ha alegrado comprobar que hacer cobras y correr es como andar en bici, no se olvida.

Hoy soy muy feliz.