LA BELLEZA TAMBIÉN ESTÁ EN EL EXTERIOR.

Como buena diseñadora frustrada que soy, siempre me llama la atención el packaging (o envase) de los señores productos. Puedo pasarme horas en la barra del bar zona Gourmet Experience de El Corte Inglés analizándolo todo (sí, soy una friki, y a estas alturas creo que no os descubro nada nuevo).

El otro día, navegando por los internetes, me encontré con estos diseños que, además de divertidos, dan toda la personalidad al artículo que portan y hacen que envase y producto no sean independientes el uno del otro, si no que se complementan entre sí. Pasen y vean:

creative-packaging-61-1

creative-packaging-65

Me encanta encontrarme con packagings que, además de bonitos y funcionales, comunican originalidad. Y sí, reconozco que a veces compro las cosas por su envoltorio.

En el tema de la adquisición de señores las relaciones me pasa algo parecido; si el envase es muy feo, no compro. Tampoco suelo fijarme en el packaging más bonito, aunque, por supuesto, he cometido el error de ver un envoltorio precioso, adquirir al señor el producto sin mirar la fecha de caducidad y encontrarme con un sujeto rancio, caducado o con moho. Cuando esto sucede con artículos inanimados, tienes un plazo para ir a la tienda en la que el producto ha sido adquirido y efectuar la correspondiente devolución sin problema, pero cuando se trata de una persona, el proceso de devolución del producto defectuoso es más complicado… ¿Dónde está la garantía? ¿Le reclamo a su madre? ¿A su ex? ¿Al Departamento de Conducta del Gobierno? ¿Presento un formulario de reclamación al Banco de España? ¡Pero si ni siquiera tengo el ticket de compra! Arduo trabajo el de la devolución de sujetos defectuosos.

Ya me he ido por las ramas.

** Fuente: The Dieline & Bored Panda.

PROPÓSITOS?

2015 ha comenzado y yo, que estoy súper en forma (súper en forma de FOCA) he decidido empezar desde YA, la operación bikini. Y diréis, ”qué pereza matarse en el gimnasio y no comer lo que me apetezca…” No voy por ahí aunque a algunos tampoco os vendría mal, amigos; mi truco es el siguiente: todas las noches me frotaré el culo la zona de las caderas con Fairy, porque he visto que en el bote pone “el milagro antigrasa”, así que ya os contaré qué tal!

Pepsi Light: Gym Exercises, 2 Sigue leyendo “PROPÓSITOS?”